Opinando: La gente no aprende

Publicado por Iván Alonso, el miércoles 27 de enero de 2010

Madrid Skyline

(cc-by) Foto de Lux & Pixel

Leo en hábitos vitales, un blog sobre… pues sobre todo y nada a la vez, un post sobre consejos de inversión, donde se incluye (recordemos que está escrito a fecha 27 de Enero de 2010):

2. Comprar tu propia casa es la mejor inversión a largo plazo que puedes hacer. El hecho de que se puede tomar un préstamo para la inversión hace que la rentablidad sobre tu propia inversión es mayor que la subida del valor del inmueble

No es un mal blog, con consejos que generalmente son interesantes sobre organización, productividad, modos de vida, etc. Así que aprovecho para recomendarlo, aunque eso no quita para que crea que en este caso se equivoca y lo utilice como excusa para mi siguiente diatriba:

La gente no aprende. Ya he discutido de esto muchas veces con mucha gente durante la última década, desde que empecé a tener edad suficiente como para plantearme mi emancipación y las distintas opciones que existían. Ya en aquel entonces era tremendamente obvio que el sistema de compra de viviendas que tenemos es completamente insostenible e irracional. Que no tiene sentido que uno de los bienes básicos para cualquier individuo… pongamos por orden agua, comida y techo para resguardarse del clima, requiera pagar aproximadamente la mitad de todo lo que una persona producirá durante su vida profesional en una sociedad capitalista moderna. Lo siento pero yo no paso por ahí. Todo aquel que siga obcecado en su garrulismo de la España profunda puede seguir pensando como quiera, pero a mí no me va a convencer de que es la mejor opción de vida.

“Pero es que es una inversión”. ¿En serio no habéis aprendido nada de lo que acaba de pasar? ¿Sólo unos meses de incertidumbre económica y ya os habéis olvidado? Supongo que es lo que tiene preocupar a las masas con el final de la sociedad tal y como la conocemos, con que se hacía necesaria una refundación del sistema capitalista y… unos meses después todo sigue tal y como estaba. Las contrataciones de hipotecas acaban de volver a aumentar y la rueda sigue girando. Excepto por las personas que han firmado que seguirán pagando casi todo su sueldo hasta que se mueran pero sus casas ahora “valen” un 30% menos que antes… con lo que ahora están doblemente atrapadas: están obligadas a seguir pagando su hipoteca y ni siquiera pueden vender su propia casa para cancelarla de golpe, porque aún les queda por pagar más de lo que ganarían con la operación.

“Pero eso en un par de años vuelve a estar igual que antes y se vuelve a recuperar dinero”. Analfabetos.

“Es que ahora es el momento de comprar una casa”. Ahora es el momento para comprar porque están “baratas”. Antes era el momento para comprar porque el precio estaba en ascenso y era una inversión. ¿Hay algún momento en el que alguien diga que no es un buen momento para comprar? Ahora no están baratas, siguen costando más del triple de lo que deberían costar si lo comparamos con cómo era de difícil en la anterior generación. Preguntad a vuestros padres o abuelos cuantos años tardaron en devolver su hipoteca. ¿Cinco años? ¿Diez? ¿Quince? Desde luego no cincuenta. Si hubieran subido sólo lo que debían subir, ahora costarían más, pero nuestros sueldos también serían mayores (bendito IPC), pero al fin y al cabo el número de años que tardaríamos en devolver el montante total seguiría siendo el mismo. Si tardo más de diez o quince años en pagarlo, es que cuestan una barbaridad.

“Si con todos los años que te quedan por pagar, vas a pasar por un par de crisis más, no te preocupes”. (Esta es la favorita de mi novia). Pasar toda una vida de incertidumbre, y estar en varios momentos a punto de perder todo lo que has estado pagando durante los años anteriores… todo ese estrés y esa úlcera que sin duda te producirá… ¿sólo a cambio de poder decir que algo es tuyo en un futuro muy lejano? ¿El hecho de que aún te queden peores cosas por venir hace que las de ahora sean menos malas? ¿Mal de muchos…?

“Pero es que alquilar es tirar el dinero”. Hipoteca de 50 millones a 50 años, le estás pagando 100 millones al banco. Estás tirando 50 millones en intereses. Si te hubieras pasado toda la vida de alquiler no habrías llegado a gastar 50 millones en alquiler, y si querías podrías haberte gastado los otros 50 en disfrutar de la vida, o en ahorrarlos debajo del colchón, o en meterlos en un plan de pensiones para poder comprarte un palacio al jubilarte. Es una lástima que tanta gente crea saber cómo funcionan los bancos.

“Pero es que el mundo es así y tú vives dentro de él, así que tienes que amoldarte”. Sumisos.

“Pero es que comprando tienes la seguridad de que eso es tuyo”. Hasta dentro de cincuenta años no es tuyo, es del banco, por lo que tienes aún más incertidumbre económica. Si te quedas sin sueldo te embargan la casa. Y si vale menos de lo que debes probablemente embarguen también la de tu familia, que seguramente habrán cometido la imprudencia de avalarte. Si te quedas sin sueldo y estás de alquiler siempre puedes mudarte a otro piso más barato en cuanto lo necesites.

Como me decían el otro día por email: “yo puedo poner las cervezas en un bar a 50 euros, pero en ese caso todo el mundo parece darse cuenta de que sí es una barbaridad de precio“. Sin embargo nadie se da cuenta de que el precio de las casas en una ciudad grande es una barbaridad. No entiendo la razón de fondo que permite que la gente se hipoteque toda la vida para comprar una casa y sin embargo no se hipoteque para comprar un Lamborghini. Al fin y al cabo son bienes no necesarios, ya que existen otras opciones (alquilar un piso o comprarte un Dacia, o ir en taxi (que por cierto también sale más barato que comprar un coche)), y sin embargo no veo tantos superdeportivos por la calle, pero cualquier mileurista se hipoteca sin dudarlo demasiado.