Nueve

Publicado por Iván Alonso, el Domingo 26 de Julio de 2015

Nueve años de blog.

2.518 entradas, 2.518 comentarios, 313.751 visitas.

What am I to you?

Publicado por Iván Alonso, el Jueves 25 de Junio de 2015

Best song. Ever.

La canción My best friends in the world aparece en el episodio de Adventure Time What was missing (s03e10), que me atrevería a decir es el mejor de la serie si no fuera porque todos los episodios de Adventure Time son el mejor de la serie.

Recomendados: Fatale, de Ed Brubaker y Sean Phillips

Publicado por Iván Alonso, el Jueves 11 de Junio de 2015

36ce6365320af95d92e56c629e9a20e7

Un punto de unión entre el terror cósmico lovecraftiano y el género negro (como no podía ser de otra forma, con el tándem autoral formado por Brubaker y Phillips). El primer tomo, La muerte me persigue, se construye en base a habilidosos flashbacks hacia la década de los 50, a una San Francisco de policías corruptos y cultos secretos, de violencia y oscuridad. Apropiada lectura para las noches veraniegas que deja con ganas de más.

Fatale Volumen 1: La muerte me persigue: En castellano editado por Panini en tomo de tapa dura (15€), en inglés por Image Comics: Fatale Volume 1: Death Chases Me (unos 16€ en Amazon, menos si compras a BookDepository a través de Amazon).

Alienación

Publicado por Iván Alonso, el Miércoles 10 de Junio de 2015

Like a craftsperson becoming a factory worker, enterprise programmers are both separated from the value they create and divorced from the pleasure of creating value. No fun, and no big bucks either.

Steve Donovan

Actualizado el tema del blog

Publicado por Iván Alonso, el Domingo 14 de Septiembre de 2014

Tras algunas semanas de sacar ratos de aquí y allá, he terminado de traducir el antiguo tema/template/theme/skin del blog del sistema de WordPress a Anchor, y debería verse poco más o menos igual que antes, aunque remozado y actualizado con esas pequeñas victorias del día a día que son HTML5, Bootstrap, Font Awesome, etc.

By the way: He eliminado los contenidos automáticos (ya no se importan las fotos de Instagram, por ejemplo), así que a partir de ahora únicamente aparecerán por aquí los contenidos en los que yo gaste tiempo en escribir o compartir.

Precisamente este mes se anunció la versión 4 de WordPress, el software que he venido usando durante los últimos ocho años en esta página, pero durante el último año he notado como se arrastraba y enlentecía exageradamente una labor tremendamente sencilla como debería ser coger unos cuantos textos de una base de datos, añadirles un poco de HTML y devolverlos al navegador que los ha pedido. Y para las escasas visitas que tiene una página personal como esta, ese trabajo debería ser prácticamente instantáneo, así que he estado probando otras plataformas de gestión de contenidos como Ghost (desarrollada sobre nodejs, financiada originalmente gracias a un exitoso kickstarter)… pero tampoco pasaba lo que he venido a llamar el “Test Raspberry” (más sobre esto en algún próximo post, o no), así que lo descarté a favor de algo aún más rápido y simple, como ha resultado ser este Anchor CMS.

Si os apetece echadle un vistazo a este viejo-nuevo neverbot.com, y me contáis qué os parece.

El código de los temas, tanto el nuevo como el antiguo, está disponible en github por si a alguien le sirve de algo.

Algunas novedades en el blog

Publicado por Iván Alonso, el Martes 26 de Agosto de 2014

Llevo unos días trabajando en importar todo el contenido de mi antiguo blog (que funcionaba bajo WordPress) a una nueva plataforma infinitamente más ligera (Anchor). El tema que está ahora mismo es una pequeña revisión del usado por defecto en Anchor, que ya iré modificando poco a poco.

La verdadera razón de ser de este pequeño apunte es disculparme si algo se ha vuelto loco, o si vuestro feed RSS se ha llenado temporalmente de lo que no debía (tuve un pequeño “enfrentamiento” con feedburner hasta que le convencí de que cogiera el contenido correcto).

Ocho

Publicado por Iván Alonso, el Sábado 26 de Julio de 2014

Ocho años de blog. Ni uno, ni dos, ni tres: ocho. En estado comatoso porque tengo más activos que este otros proyectos, pero aquí sigue al fin y al cabo.

Ahora ya no estamos en www.neverbot.com, sino en blog.neverbot.com (la redirección es automática), y aunque sé que hay cosas de la página que ahora mismo no funcionan… como decía, al estar en estado comatoso, arreglar no es una prioridad urgente.

2.447 entradas, 2.530 comentarios, 312.633 visitas.

300, el origen de un (algún) imperio

Publicado por Iván Alonso, el Viernes 11 de Julio de 2014

Después del tremendo éxito que supuso 300 (la película basada en el tebeo), su continuación 300, el origen de un imperio (la otra película también basada en el creo que aún inédito tebeo) se me antoja un experimento fallido en… se me antoja una mala película.

300-rise-of-an-empire

En realidad luego todo sucede en barcos y es menos emocionante.

No vale ya ni como poco sutil metáfora militarista de las diferencias entre oriente y occidente, como intentaba hacer su predecesora, puesto que se pierde en la identificación estereotipada de los personajes. No son ya los espartanos los defensores de la democracia, sino los orgullosos militares que no quieren ayudar a los verdaderos demócratas. No están los malvados persas ya liderados por un icónico y hasta totémico Jerjes, que aquí incluso se humaniza levemente, sino que aparece la nueva figura de la general persa-que-en-realidad-es-ateniense que confunde al espectador al tener un origen (de arquear ceja), un trauma (el ya habitual si hay un personaje femenino), y un deseo prohibido (y eso ya tal). Y el “a ver si los griegos no van a ser tan buenos entonces” que termina de desdibujar cualquier influencia del Frank Miller desatado de las últimas décadas.

300-rise-of-an-empire-eva-green

También sale desnuda de modo completamente gratuito, pero este post es para todos los públicos.

Se queda uno pensando: ¿qué estoy viendo exactamente? La fuerza estética de la primera película queda diluida, parcialmente por estar peor hecha y por repetición de esquemas ya en muchos largometrajes desde entonces. El argumento se pierde, los personajes se desdibujan, el protagonista no mantiene la posición de liderazgo cinematográfico que tenía el Leónidas de Gerard Butler.

Todo mal.

Blitzkrieg

Publicado por Iván Alonso, el Miércoles 9 de Julio de 2014

Decía alguien con más experiencia a sus espaldas que yo que a través del fútbol se podía entender el mundo, a sus gentes y sus costumbres. Y para eso están los mundiales, para que un grupo de chavales nacidos en unas coordenadas geográficas y temporales (relativamente) cercanas defiendan la bandera y el escudo representativos de unas líneas imaginarias dibujadas sobre un mapa. Y para retratar a los ciudadanos.

blitzkrieg

Foto vía Business Insider

Veo difícil explicar a mis nietos que hay cosas que no suceden porque sí. Que si Brasil y Alemania llevan tantas estrellas en el pecho es por algo. Y que, aunque parezca inexplicable, en un campeonato que sólo se repite cada cuatro años, donde en cada evento los jugadores y los entrenadores son, y pueden y deben ser, distintos, las tradiciones sin embargo se mantienen. Los estilos que establecen las naciones se reflejan en el balón y se entienden. Si pintásemos las camisetas de blanco y negro, como una partida de ajedrez, y no supiéramos en qué lado juega cada uno, desde un lejano avión identificaríamos el toque de Brasil, las bandas de Argentina, la defensa de Italia y el control de Alemania. Y los demás, los que han visto la aparición de un favor divino y bordan estrellas en la camiseta, se sientan y miran, esperando que la suerte vuelva a aparecer.

Cuando no es la suerte la que habla, sino la tradición, la historia futbolística de una nación, un 7-1 no es una nota a pie de página en un libro de recortes. Cuando no es un equipo menor el que tiene la desgracia de volver cabizbajo a casa, cuando no hay casa a la que volver porque es en tu hogar donde la humillación ha tenido lugar, no hay dónde esconderse. Es asunto de interés nacional. Es antes y después. Algo que no debía, no podía suceder, y ha sucedido. Una generación entera de futbolistas y aficionados que crecerá recordando esto.

tearsCaptura de pantalla de la retransmisión televisiva